Me gusta ser un  DOer

Viajero, bailarín, speaker, jumper, emprendedor y muy muy inquieto. Si, me considero un DOer. No me gusta quedarme con las ganas de hacer o aprender algo nuevo, lo que en ese momento me genere curiosidad. 

Aunque les cuento que mis mayores satisfacciones en mi vida han estado relacionadas a viajes. A partir de mis 20 procuré hacerlo prácticamente todos los años. Así fue como empecé a viajar con familia, amigos, en pareja o solo, también por amor tratando de mantener una relación a distancia, representando a mi país en danzas folklóricas y también como representante oficial de mi antiguo trabajo. Pero sin duda los viajes que mas me han marcado son haciendo Work and Travel, voluntariado mediante Workaway y el último como mochilero durante tres meses. Todo esto me ha llevado a estar en América, Europa y Asia, haciendo amistades duraderas y recolectando memorias.  Pude descubrir conociendo la vida de estas personas lo capaz que podemos ser cada uno de nosotros cuando queremos algo y hacemos lo necesario por conseguirlo.

 

Así es como desde el 2015 comencé un continuo cambio de mentalidad que me llevó a tomar acción en mi vida, como renunciar a un trabajo super estable pero en el cual no me sentía feliz, realizar ese largo viaje de mochilero y también probar como emprendedor en el sector de comidas, donde las cosas no terminaron bien y tuve que aprender mucho del fracaso. 

Fallos, he tenido muchos, pero no me detengo. Aunque no todo ha sido fácil, desde que tomo las decisiones que de corazón quiero tomar, mi vida refleja mas paz y alegría que antes, que si me hubiera quedado en mi zona de confort. Ahora, estoy acá iniciando este proyecto como Podcaster y organizando mi próxima aventura de viajes, creo yo, mi mayor locura hasta el día de hoy. Después lo contaré. 

De momento, estoy haciendo lo que me gusta; ayudar a personas a dar el paso mas difícil hacia su concepto de felicidad; el primer paso. Además con el podcast busco compartir información super valiosa y conversar y conocer a personas increíbles en sus áreas profesionales o en su forma de ver la vida, porque de ellas podemos aprender mucho y son motivación e inspiración para seguir creando, a punta de acción, cada uno un camino propio.

Así que si eres o conoces a una persona inspiradora, a un DOer, me encantaría poder conocerte.